Home Turismo Bucaramanga: La ciudad súper bonita

Bucaramanga

Colombia, afirmamos los colombianos, es un país de ciudades. En efecto, en el contexto de los países suramericanos se caracteriza por sus grandes capitales de departamento. La importancia de las ciudades costeras se fue deteriorando, mientras los centros urbanos del interior han adquirido mayor relevancia en la vida nacional. Podríamos asegurar que, hoy por hoy, Bogotá, Medellín, Cali, aún Barranquilla y por estos días Bucaramanga concentran el grueso de la industria y la población mayoritaria de la nación.

La historia registra que desde el año 1622, Bucaramanga, la capital de Santander, mucho antes de la conquista,  tomó el nombre de una quebrada bautizada así por la comunidad indígena asentada en ese territorio conocida como Los Guanes. Al llegar la civilización occidental, extranjeros, comerciantes y artesanos, provenientes en su gran mayoría de España, Alemania, Irlanda e Italia tomaron posesión de los terrenos  que rodeaban la Capilla de Los Dolores dando comienzo a la expansión de la futura ciudad.

La transformación y crecimiento de Bucaramanga, sigue sorprendiendo a propios y extraños. Esta hermosa ciudad, también llamada “la ciudad de los parques” tiene poco más de un millón de habitantes contando su área metropolitana y una temperatura promedio de 25° C. Actualmente la capital santandereana figura según los datos dados por el DANE en 2012, como la ciudad con el menor índice de pobreza del país y la ciudad más favorable para el entorno empresarial.

Bucaramanga se referencia por sus espacios verdes, situación que genera una especial frescura ambiental en sus calles. Cuenta, la ciudad Bonita, con alrededor de 76 Parques, algunos separados por escasos metros como es el caso del Benjamín Herrera y el Turbay, ubicados sobre la carrera 27. Estos espacios públicos, entre los que sobresalen parques como la Flora, el parque del Agua, Las Palmas, San Pio y Santander resultan los preferidos de muchos Bumangueses para caminar en medio del bosque, asistir a diferentes espectáculos y eventos culturales, afectarse de hermosos atardeceres o en su defecto conversar con los habitantes de la ciudad, siempre amables y hospitalarios con los miles de visitantes que a diario escogen a Bucaramanga como sitio de destino turístico y empresarial.

Quienes busquen diversión, buenos restaurantes y festivales estarán complacidos durante el mes de septiembre, mes en el cual se celebra la feria Bonita y la Feria Agropecuaria, dos estupendos eventos donde se ponen de manifiesto la devoción santandereana por la comida típica, la música y el baile.

Colombianos, visitemos esta hermosa y prospera ciudad  y a los extranjeros les invitamos a incluirla en sus planes turísticos y de negocios, vale la pena.