Home Gastronomía Sentir la nostalgia de una verdadera arepa de huevo

Hay alimentos que pueden despertar grandes nostalgias cuando nos encontramos por fuera del país o cuando, simplemente, recordamos algún momento de nuestra infancia o juventud. ¿Quiénes de los que han disfrutado alguna vez de una arepa de huevo no la han añorado en algún momento? No sólo es un sabor sino también lo que este significa.

La arepa de huevo que hoy en día se consigue en cualquier parte de Colombia, nos permite compartir de ese sentimiento de unión que despierta algunos sabores y más si es una receta que, como en este caso, nos habla de tradición e identidad. Porque la arepa de huevo más allá de ser un simple alimento es símbolo de una tierra en la que el sabor es también alegría.

De hecho, este manjar de la costa Caribe, cuenta con su propio festival desde 1988 en Luruaco, Atlántico. Un honor que esta delicia se ha ganado después de ser parte de la historia de diferentes generaciones y de convertirse, a pesar de su sencillez, en un placer que pocos pueden rechazar.

En el siguiente video el Proyecto Mono presenta a Luruaco, su festival y la preparación de su famosa arepa.

Arepa de Huevo: Identidad y sabor

No es una sorpresa que durante Sabor Barranquilla 2014, cuatro chefs de Puerto Rico encontraron la arepa de huevo como una receta novedosa y tradicional. Destacando este plato simple, nutritivo y exquisito que habla de la identidad de una región.

“De las cosas más importantes para un chef es la identidad. Es bueno aprender de otros pero no puedes olvidarte de quién eres ni de dónde vienes”, comentó a El Heraldo  Xavier Pacheco, uno de los chef invitados a este evento en el que, sin duda, llamó la atención la arepa de huevo.

Un receta sencilla pero llena de tradición

Por otro lado, no son pocas las recetas que se pueden encontrar en internet, hay muchos consejos que  pueden ayudar a su preparación. Sin embargo, son pocas las publicaciones que te dicen, realmente, cómo disfrutar de este alimento a base de harina de maíz, frito y relleno de huevo.

  1. Un gran momento para este alimento es el desayuno. Si no es posible, también se puede disfrutar durante el medio día.
  2. Siente su sabor y la mezcla de ambos sabores: el maíz y el huevo. Ten presente que también se puede disfrutar con carne.
  3. El maíz es la clave de su cocción, cocinarse a fuego alto durante media hora es tan importante como dejarlo reposar antes de molerlo. Si no tienes esta opción, puedes utilizar harina de maíz ya lista para este tipo de preparaciones.
  4. Disfrútala como parte de una tradición. No lo olvides, la comida típica es  también es historia y parte de Nuestra tierra.
  5. Acompáñala de diferentes salsas. Hay la quienes prefieren con un poco de suero costeño.

¿Qué otros puntos añadirías a esta lista?